28 ago. 2009

Día del Árbol en el Parque Avellaneda

Plantación simbólica de ejemplares sobre Lacarra

El sábado 29 a las 11.30 hs. se realizará una plantación simbólica de
ejemplares jacarandá sobre la Av. Lacarra, organizada por la
Administración del Parque Avellaneda, a cargo del Arq. Roque Saccomandi, y
el Grupo Estrategia de Medio Ambiente de la Mesa de Trabajo y Consenso en
conmemoración del Día del Árbol.

La actividad a realizarse forma parte de una política ambiental que estimula la conciencia ciudadana sobre el valor del arbolado público y la importancia de su preservación en el espacio verde del Parque Avellaneda.

Los ejemplares serán provistos y plantados por la empresa Zona Verde,
encargada del mantenimiento del corte de césped y riego del Parque
Avellaneda.

Sábado 29 de Agosto a las 11.30 hs.
En Av. Directorio y Lacarra.


El Consejo Nacional de Educación instituyó el 29 de Agosto de 1900 como el
Día del Árbol, gracias a la insistencia y amor a las Ciencias Naturales
que tuvo el Dr. Estanislao Zeballos. Suecia en 1840 fue el primer país en
instituirlo y luego se fue extendiendo a otros países, como Canadá, que
además tomó la hoja del arce como el centro de su bandera. De esta forma,
se tomaba conciencia acerca de la importancia de los recursos forestales y
de la necesidad de su presencia en los centros urbanos para mejorar la
calidad de vida de sus habitantes.

Don Eduardo Olivera comentaba que su padre Domingo Olivera era un
enamorado de los árboles y los plantó en su establecimiento, hoy
denominada la Chacra de los Remedios en el Parque Avellaneda, y en la
Plaza Flores. En aquellos años, algunos lo criticaron llegando a
comentarle “Don Domingo, los árboles son para el campo”. Pero por suerte,
otros comprendieron su importancia y actualmente podemos contar con su
saludable presencia en las veredas y espacios verdes de la ciudad como en
nuestro Parque Avellaneda. Y así seguir disfrutando de la sombra de sus
viejos olmos, del perfume de los tilos, de la pincelada de colores que nos
regala cada primavera el jacarandá, del lapacho y del ibirá-pitá, como así
también emocionarnos con el contacto de un árbol anciano y caminar con
placer sobre el piso cubierto de flores caídas.

(fuente: Área de Comunicación Parque Avellaneda)

No hay comentarios.: